domingo, 14 de diciembre de 2014

Los jardineros de Madrid Río convocan una huelga indefinida

Los jardineros de Madrid Río convocan una huelga indefinida

Los trabajadores protestan contra el ERE anunciado por la nueva empresa concesionaria

3
 
 
Solo hicieron falta 24 horas para que los rumores de despido dejaran de ser rumores. Raga, la empresa que ha sustituido a Urbaser en el mantenimiento de los parques singulares de Madrid, anunció un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) el pasado 2 de diciembre, un día después de hacerse cargo de la concesión municipal de Madrid Río. De momento, la empresa se ha negado a subrogar los contratos de 12 de los 254 jardineros que componen la plantilla, lo que, según el responsable de jardinería de CC OO, Cándido Rodríguez, “es peor que el despido”. “Se quedan en un limbo jurídico, sin cobrar el paro porque legalmente la antigua compañía no los ha echado”. Por ello, el comité de empresa, integrado por CC OO y UGT, ha convocado una huelga indefinida partir del próximo día 15.
Los trabajadores de Madrid Río, que el pasado 1 de diciembre empezó a formar parte del contrato integral de parques históricos, temían por sus puestos desde que Raga se adjudicó el concurso de mantenimiento con una rebaja del 27% sobre el precio de licitación, que el Ayuntamiento ya había reducido un 9% respecto a la cantidad que pagaba a la anterior concesionaria. Raga aceptó un contrato de 111 millones de euros repartidos en ocho años, “a sabiendas de de que las cuentas no les iban a cuadrar”, opina el responsable de jardinería de CC OO. Y los empleados eran conscientes de que si la empresa tenía que recortar gastos, empezarían ellos.
Raga, aceptó
una rebaja del contrato del 36%
Los directivos de la concesionaria han avanzado que les sobran unos 100 jardineros, el 40% de la plantilla, compuesta por 254 trabajadores. En las dos reuniones que han mantenido con los delegados sindicales han puesto sobre la mesa las alternativas al despido que barajan. Todavía no hay una propuesta en firme, pero se habla de convertir los contratos fijos en discontinuos, de forma que estarían un tiempo en paro al año. Se plantearon además otras opciones como prejubilaciones, que se dieran de alta como autónomos y dejaran la plantilla o formar una bolsa de empleo para ayudar a que encontraran un nuevo trabajo los que finalmente fueran despedidos.
Si se cumplen los plazos, la mesa de negociación se constituirá el martes. Y desde entonces, los sindicatos tendrán un mes para llegar a un acuerdo. Si no lo logran antes del día 15, los trabajadores comenzarán una huelga indefinida como la que emprendieron los barrenderos hace un año contra el despido de 1.134 empleados anunciado por las concesionarias que habían obtenido el contrato con una rebaja de precio superior al 30%. Los paros se zanjaron con dos semanas sin servicio de barrenderos y la ciudad cubierta por toneladas de residuos, que forzaron un acuerdo que incluía unabajada de salario y expedientes de regulación de empleo de 45 días anuales, pero ningún despido.
Es difícil que la huelga prevista por los jardineros de Madrid Río logre el impacto que consiguieron los barrenderos. Los sindicatos lo saben, pero esperan que el resto de jardineros de la capital se solidaricen con ellos. El responsable de CC OO de este sector cree que “al ser un parque con tanta afluencia de gente, los paros se notarán sobre todo en la limpieza” de los 30 kilómetros de sendas de la ribera del Manzanares. Porque los llamados jardineros, no solo se ocupan del mantenimiento del arbolado, sino del cuidado integral del parque, “desde las tareas de fontanería a la recogida de residuos”.
Raquel López, de IU, califica la actuación de la concesionaria de “miserable”
Espero que los trabajadores hagan todo lo posible para que se noten los paros”, ha manifestado por teléfono la concejal de Izquierda Unida, Raquel López, quien ha calificado la actuación de la empresa concesionaria de “miserable” y ha transmitido su apoyo a la convocatoria de huelga indefinida. “Raga aceptó el contrato porque calculó que le saldría rentable la rebaja del 36% -respecto a lo que cobraba Urbaser- si despedía a un porcentaje alto de la plantilla”.
López ha asegurado que su formación llevará este asunto al próximo pleno para exigir responsabilidades al Ayuntamiento, a quien considera responsable de esta situación porque “sabía perfectamente que con las condiciones del contrato, la empresa iba a despedir a gente”. En la última comisión de Medio Ambiente, el 25 de noviembre, reclamó la subrogación de toda la plantilla y que la empresa no despidiese a los trabajadores. La directora general de Áreas Verdes del Consistorio, Marta Alonso (PP), dijo que “la empresa adjudicataria tiene la obligación de subrogar a los empleados” y que el Ayuntamiento iba a “ser muy exigente con la calidad que preste el parque”, aunque “no se exija un número mínimo ni máximo de trabajadores”. A lo que la concejal de IU responde: “Con un 40% menos de trabajadores ya me dirás cómo se va a prestar el servicio”.

No hay comentarios: